miércoles, 10 de octubre de 2012

La fe desde la cruz

Hace unos días, con esto de las nuevas tecnologías, los móviles  con acceso a Internet ..en fin todo esto que no me da tiempo a asimilar y a ponerme al día ..creí, pobre de mi,  que había recibido un mensaje personal, del actor Eduardo Verástegui....digo pobre de mi, porque como una quinceañera se me aceleró el corazón y lo primero que hice fue decirlo a mi querida B...y si me descuido un poco más a todo el pueblo...
¿a que viene esto? Se puede pensar que una mujer como yo, con cuarenta y pocos, en mi situación, he perdido un poquito el norte...pero, es solo una anécdota "graciosa", de lo que al final somos "carne"...de lo que no podemos evitar...por mucho que intentemos vivir en el Espíritu....nuestra carne.
Pero lo mas grande de todo es que mi Amado, mi Señor, cuenta ya con ello....y me ama también en estos despistes míos  En estos cosas que pueden resultar graciosas y en las que no lo son tanto... en las tentaciones de las carne que con tanto "desgarro" nos cuesta vencer....El está también ahí amándome....
Pedir y abrazar la cruz, en la carne, desde mi condición de mujer y madre...es dolorosa, muy dolorosa...El se subió al madero, se cosió a El, y podemos contemplarle y sabernos amados y redimidos, nombrarle Señor de nuestra vida y salvarnos, pero también es necesario pasar por la cruz....desde la fe.... solo se puede desde la fe. Como María al pie de la cruz, poniendo los ojos en El.
Una madre, entrega y se desgasta en amar a sus hijos, y no espera una recompensa por su parte, y menos si están en la adolescencia, dónde están tan centrados en si mismos, y no son capaces de reconocer los actos de amor que reciben....pero en la carne duele, como clavos o espinas....
Una mujer, puede amar y saberse no amada por el esposo, puede renunciar a entregar todo el amor que puede dar ..y optar y abrazar lo que el Señor ha permitido en su vida, pero en la carne duele.
Sé que Jesús cuenta con ello, sé que el nos pide que carguemos....sé que El está conmigo compartiendo mi carga, sé que lo hizo El primero y además por mi, pero en la carne duele.
Sólo desde la fe, una madre, puede contemplar a la Madre y escuchar del Hijo, "mujer ahí tienes a tu hijo" y amarlo, en sus limitaciones, en sus virtudes, en medio de alegrías pero también desde lo más profundo de sus infiernos. Sólo desde la FE GRATUITA, recibida y avivada por y en DIOS.
Sólo desde la fe, se puede seguir AMANDO, como ama el Hijo, a su esposa (la Iglesia), con una entrega entera, sin reservas, aún sabiéndose rechazado, humillado, martirizado por los mismos a los que se ama....Solo desde la FE, se puede AMAR como El ama.
Sólo desde la FE, la cruz es LA ESPERANZA de una cruz viva, de una cruz que lleva a la Resurrección de todo lo que se ABRAZA, Sólo desde la FE.
Gracias por Señor, por el don de la FE, por la virtud de la FE.
Espiritu Santo, sopla y aviva la llama....con fuerza.

martes, 9 de octubre de 2012

¿Hasta dónde llega la fe?

Hemos comenzado el curso...¿pero nos hemos hecho alguna evaluación inicial? Lo tenemos todo tan sabido que damos muchas cosas por supuestas...en nuestra vida de fe...
Los regalos que recibo a diario (agradables y desagradables a la carne), tengo la certeza que alimentan y pueden servir para aumentar el mayor de ellos la FE. Pero hasta que no he sido consciente que este el don más precioso es GRATIS, no he sabido valorarlo, y ni siquiera así.
¡Lo que Dios hace en cada aliento de mi vida (que es la suya, ya no concibo la vida sin EL )!y, sin embargo, ahondando un poco, en mi vida de fe, y después de haber conocido y experimentado, he sido y soy capaz de vivir mirando a otro lado. He muerto, me he sentido muerta, he vivido mi vida desde la fosa sin El, ¿y todavía seré capaz de olvidarme alguna vez mas?
A pesar de todo, lo que también sé es que no me cansaré de seguir pidiendo, el regalo mas grande que me ha sido dado; una renovación desde el Espíritu Santo. Así, la semilla que por gracia de Dios puso en mi bautismo, ahora, no sé cómo la recibo germinada y creciendo, con ganas de dar fruto y vida abundante en el Señor.
Cuanto mas consagro mi vida, mis acciones, mis sentimientos, mis pensamientos, mis afectos, todos los hechos (carnales o no) a Dios, mas firme y mas desgarradora es la sed de conocimiento íntimo con El.
A mi ABBA, como creador, y hacedor de todos los dones que recibo, como protector de mi vida y dueño. Bendito sea el Señor.
Al Hijo, mi Amado, esa persona concreta, viva, que camina a mi lado que me sostiene en su cuerpo de hombre, que se entrega y me salva. AMOR POR AMOR, tarde te encontré. Dónde me encuentro plenamente amada en mi forma imperfecta de mujer de carne. Dónde lloro asiéndome a sus pies y beso y comparto el día a día; en sus heridas por mi Resucitadas. Te amo Señor.
En el Espíritu Santo, mi inspirador, el Alma de mi alma, el que hace todo en mi y por mi. El que, ya sin fuerzas, desalojada de todo, actúa y da testimonio del Amor infinito de Dios en mi y para los demás. A quien me entrego en pensamiento. al que me acojo en su consuelo, al que pido ciencia para saber y gustar del Padre en el Hijo. Te adoro Señor.
Solo cuando soy consciente de su presencia Trinitaria, en mi, cuando soy dócil a su voluntad y me rindo a no querer ser yo la que actúe, SE MUEVE EL Y TODO ES NUEVO. La presencia es solo Suya y se nota. Solo SU GLORIA. Da frutos, actúa un Amor que no es comprensible, una fortaleza que no es alcanzable en tanta debilidad, se nota la benignidad-dulzura, la mansedumbre, la paz, la paciencia, la caridad....todos los frutos...Sólo dejándose hacer por EL.
El gozo de la presencia palpable VIVA de su amor, tras recibir una absolución, el Espíritu penetrando y llenandolo todo de gracia. ¡cómo alimenta su Palabra! esta dicha para mi, se realiza en mi. Su Cuerpo entregado como alimento, renueva las ganas del encuentro íntimo, en lo más profundo del corazón JESÚS, JESÚS, JESÚS....
¡cuántas veces he caído en la sequedad! Pues Gloria a Dios, porque ahora también conozco la pasión y el gozo de su Amor, por medio de la gratuidad de la Fe, que sólo El puede poner, renovar y acrecentar si en nuestra libertad, entregamos también nuestra voluntad a EL.

martes, 17 de abril de 2012

El Señor Recicla

CRISTO VIVE. Nunca me cansaré de gritarlo, porque mi corazón salta de alegría, cada vez que puedo pararme un poco....y expresarlo con el cuerpo, con la voz y con todo lo que pueda, sin que me tachen de haber perdido la cabeza....
Después de la Vigilia de Pascua, de cada día de esta semana de octava, del sábado en el retiro centro de la Renovación y el Domingo de la Misericordía, solo puede GRITAR , que estoy FELIZ, que desde la aceptación de mi pobreza, siento un AMOR tan grande, que no lo cambiaría por nada...Esto es algo GRANDE.
Esta noche me ha pasado algo GENIAL.
Cada día, con mi hija, tiene seis años, desde que nació, nos ponemos a orar un ratito antes de dormir....bueno y desde que va al cole, escuchamos laudes por la mañana en coche y cantamos para dar gracias. Es un cielo...pero hoy me ha dado una sorpresa y una lección....
Además de las oraciones habituales, el Padrenuestro, el Avemaría, tengo la costumbre, desde que empecé en la Renovación de la oración espontánea....esa que el Señor va poniendo en tu boca, según vamos alabando y dándole gracias por lo bueno y lo malo, y ella Marina, se limitaba a escucharme....Poco a poco ella ha ido tomando parte, y añadía algo que a ella le importaba, como "gracias Señor, porque hoy estado en el parque" o "acuerdate de mi seño, de mi amigo que me ha pegado en el cole"...en fin, ha ido aportando...
Hace unos meses, empecé a introducir el pensar en lo que a lo largo del día "podíamos haber hecho mejor", en fin, poco a poco....
Hoy, me ha sorprendido porque ella lo quería decir todo sola....cuando he llegado...para acompañarla, me ha dicho, "Mamá, ya he rezado el padrenuestro y a María, ahora escucha que yo voy a dar las gracias" y su oración ha sido esta: " Gracias Señor, porque todos los días quiero más a mamá, a Alex a Papá y a Dani, por supuesto". Y ha terminado diciendo: " Y Jesús, las cosas malas, te las doy para RECICLAR".....
Me ha parecido genial....no podía dejar de reír....por su puesto su ocurrencia me ha parecido de Dios.
LLevo un rato , dándole vueltas a la espiritualidad de la niña... y que razón tiene....
, en nuestra humanidad, nos recicla....somos envases, unos llenos de "refrescos", "frivolidades", otros de "alimentos para los hermanos", quizás, los que menos de "perfume", pero en algún momento,por nuestra pobreza, nuestro contenido se estropea, se pudre o simplemente se vacía, se acaba....y en ese momento de pobreza, de humanidad inservible, llega JESUS RESUCITADO, y si nos ponemos a su disposición, en esa miseria, en esa inutilidad, NOS RECICLA, nos hace envases nuevos.
Con todo lo que eso tenga que suponer de trabajo, limpiar, aplastar, someter a altas temperaturas, eliminar impurezas y modelar o remodelar el nuevo envase. Eso si, vacío ....OJALA SEPAMOS DEJARNOS LLENAR DE ESPIRITU SANTO, para que cuando se rompa o se abra, exhale solo SU PERFUME.
Gracias hija, hoy me has dado una palabra profética. Que el Señor guarde tu corazón en la pureza y la inocencia de los ángeles.

miércoles, 4 de abril de 2012

Retiro en Getsemaní

Tengo vacaciones y pasaré unos días sola en casa. Llevaba tiempo con ganas de hacer un retiro espiritual y se fueron truncando los planes...pero el Señor va abriendo camino.
En poco tiempo,  se me han abierto muchos frentes. Por la situación general, mi trabajo peligraba, mi enfermedad ha empeorado y me espera un duro periodo de tratamiento, uno de mis hijos tiene problemas serios..., mi hermana. En una situación así, no podemos dejar de sentir, de parar la angustia que nos quita el sueño, o el sosiego....y rezamos, nos ponemos ante el Sagrario, ante el mismo Padre, con la misma humanidad, con el mismo sufrimiento que el hombre JESÚS, en su Getsemaní. No podemos evitarlo, como tampoco pudo hacerlo El; llorar y llorar y angustiarse hasta llegar a sudar sangre. Es algo físico, es algo humano, es una angustia vital que va con nuestra naturaleza, pero que en si misma no es mala, es un regalo.
Si, duele, es un regalo de dolor, pero no una culpa.
Tendemos a rezar, a orar, pidiendo que nos libre de esto o de lo otro, pero no agradeciendo y alabando por este Getsemaní, que es el de Jesús. No nos dejamos mirar y acoger por los brazos , las rodillas o las gotas de sudor que Jesús adelantó al nuestro.
Pero hoy, entregamos a tus pies, en cada latido de tu sufrimiento, todos los nuestros, en agradecimiento. Entregamos en nuestra libertad, todo, a tu Voluntad, y renovamos con cada angustia, con cada miedo ELEGIRTE como SEÑOR de nuestra vida.
HAZ LO QUE QUIERA CONMIGO, es un regalo, ahora no lo entiendo, ahora lo sufro y me duele, pero sé que, entregándotelo, dejándome hacer por ti, tu lo vas a transformar.
Siempre he pensado que mi vida ha sido un Getsemaní, pero en el sufrimiento, no en la aceptación.
Las cosas pasan, unas se pueden evitar, pero otras no. Y esas son las que tocan, esas son las que hieren, las que no podemos controlar. Porque la Cruz está bien, pero eso si, la que yo condicione. Quiero ser Santa, pero por el camino que no me haga sufrir mucho.
Me quedo sin trabajo o el que tengo es insufrible y esto no me lo merezco. Y rezo, pero para que el Señor me libere del sufrimiento, y además rapidito, porque si no, es que no me escucha.
Me enfermo, me debilito, pierdo a mi hijo o a mi hermano por el alcohol o las drogas, que tanto se dan ahora, y me hiere, me amarga la existencia, y rezo, pero para que esto se termine pronto, porque yo no me lo merezco.
Mi sufrimiento es mayor, porque no lo elijo.
Claro. Esta es la cruz. Esto es lo que me ha tocado.... y se convierte en una carga pesada.
No podemos evitarlo, pero si podemos rezarlo, como JESÚS en el Huerto.
El dolor va a estar ahí, pero no podemos cargarlo sin más, es necesario acogerlo, abrazarlo, dejar que sea Dios el que cargue con ello.
Dejar que sea JESÚS, por nosotros, le diga al Padre, NO SEA MI VOLUNTAD SI NO LA TUYA.
DEJÁNDONOS HACER POR EL ESPÍRITU SANTO.
A mayor angustia, mas insistencia en la oración.
El Amor del Padre, derramado por el Espíritu Santo en la persona de Cristo.
Señor, me vacío, me quedo hueca, te entrego todo, te amo Señor y acepto que me ELIJAS cada día y en cada angustia. Por amor, ACEPTO, que me SALVES.

jueves, 26 de enero de 2012

Tiempo de gracia II

Adviento, Navidad, tiempos de gracia que nuestra Madre la Iglesia nos invita a vivir para un reencuentro, para una preparación. Gloria a Dios.
Mi tiempo de gracia es éste, mi presente, mi instante...cada latido, es un regalo.
Estoy haciendo, con el resto de mis compañeros de trabajo, un curso formativo sobre la muerte...y estoy feliz...el primer día ha sido hoy que celebramos la conversión de San Pablo.
Algunas personas del equipo, lo están viviendo con algo de angustia...es curioso, como, a pesar de estar habituados  a estas situaciones profesionalmente,  les inquieta imaginarlo en primera persona.


Cuando en el 2003 afronté mi propia situación de duelo...durante esas semanas de incertidumbre sobre mi propia vida, El me estaba concediendo un TIEMPO DE GRACIA. Me tocaba, para que volviese a El los ojos y reconociese Su amor por mi, y empezar a recorrer el camino, el puente, que en Alabanza me ha dado una nueva Vida...
Ahora sé que "morir es una ganancia", porque
"ya no vivo yo es Cristo quien vive en mi", como dice San Pablo.
Si supiésemos cuanto nos ama...

En los mayores, mencionar la muerte es algo recurrente, pero a la hora de la verdad, la realidad es otra.

Durante el descanso de la mañana suelo acercarme a la capilla, ayer además tenía que colocar un alba y la "sabanilla" del altar y no podía estar mucho tiempo, pero allí estaba la señora H, en su sillita de medio lado mirando a la pared en lugar de al Señor., como enfadada con El...bueno sin el como...porque al preguntar me lo expreso claramente, " estoy muy disgustada porque no sé como Dios me puede hacer ésto"..."no sé porque me está alargando la vida si ya no sirvo para nada"...sonreí la besé y la dije que El Señor la amaba mucho mucho pero que aún no había completado su obra en ella...."pero hermosa que más puede hacer conmigo a mis 93 años", me dijo. Rezamos, bueno, recé yo en voz alta, porque ella seguía enfadada y decía que a ella Dios no la escuchaba.
Y sucedió: comenzó a llorar y a decir que tenía miedo, mucho miedo a morir; así que seguimos orando, entregamos esos miedos con un beso a la cruz y Le alabamos y Le dimos gracias....y de pronto, dejó de llorar, y con voz casi autoritaria, me pidió que la llevara fuera, cerca de la ventana...como si no hubiese pasado nada....Pues eso, a vivir el presente junto al Señor, dónde toque....

¡qué momentos! A última hora de la mañana la señorita T, que pidiese mucho por ella... por la tarde el señor J también con su soledad, con sus recuerdos y el mismo tema, su fin y el sentido de su vida....Todos pasan de los noventa....Y yo,  dando Gloria a Dios, por los regalos que me está dando a diario....

Que importante es tener la certeza de que El está en cada latido, en cada respirar. El nos sostiene, en El existimos y Su obra en nosotros se completa por pura gratuidad, por puro don. Qué importante es transmitir que nuestro TIEMPO DE GRACIA, es ahora...y que el Señor de ese tiempo, nos ama en este momento, como estemos, con nuestra silla de ruedas, con nuestros noventa y tanto o cuarenta y pocos, sin mas....y que nos quiere para una vida eterna en El.

Este es mi objetivo laboral para el 2012, aunque creo que a mis jefes les ha sonado a "guasa". Lo entiendo, es algo que van a ser incapaces de medir o cuantificar... PUES TODA LA GLORIA ES PARA DIOS.

martes, 1 de noviembre de 2011

Tiempo de gracia

Cada momento que vivimos es un tiempo de gracia. Un corazón pobre, vacio de si mismo, y abierto al amor de Dios es capaz de reconocer los regalos que recibimos constantemente y es capaz de dar gracias por todo.
Nuestras heridas, nuestra historia, nuestras miserias, que tambien forman parte de ese corazón son a veces las que no nos dejan ver más allá de nosotros mismos, pero tampoco tenemos la culpa de ésto, también es necesario despojarnos, entregárselo a El y que lo transforme para su Gloria.
En esto estoy,...entregar día a dia una situación que jamás hubiese querido, para mi ni para mis hijos, duele...desgarra. Tener que dar gracias a Dios, por algo que no quieres, entregar a su voluntad y bendecir por el presente de una familia rota, me hubiese parecido en otro tiempo imposible. Perdonar, y ser perdonada humildemente, dando gracias por la paz que se me está concediendo, no habría entrado en mis planes, y tampoco en mis capacidades.
Siempre me ha roto el juicio; primero hacia mi y luego hacia los demás, hasta que El te concede la gracia de vivir que "no es mi justicia, sino la justicia de Dios"... y la gracia de experimentar un Amor gratuito, infinito, fiel...que es para mi, en el momento presente, como soy ahora, no como me hubiese gustado ser, ni como me hubiese gustado vivir, si no como estoy, con mis heridas, con mis defectos, con mi historia...
Ellos, mis hijos, sonrien cada mañana, y esa sonrisa es la que Dios me regala...y ya no puedo callar...porque "El está siendo grande con nosotros y estamos alegres"...
Aún en la distancia, ruego al Señor, porque también me conceda la gracia de seguir amando, con mi "pobrecito amor", no tengo otro, pero amando. Sé que de El es la victoria, sé que El tocará los corazones de piedra y los transformará en corazones de carne que sepan alabarle y reconocerle como Señor, sea cuando sea y a pesar nuestro.
Somos un número más en la estadística de familias separadas, pero no, para El. Nos sostiene, nos lleva en brazos, nos da paz, nos mima como un padre.
Antes me quitaba la paz, saber que formo parte de esa estadística, hasta que se me ha concedido el regalo de reconocer y amar como "hermano", al esposo. Reconocer que es más hermano que esposo, que nuestro Padre, nos ama infinitamente, que nos espera...me ha traido la paz.
A veces la condición de esposos la anteponemos a la condición de Hijos de Dios...a veces ha sido más algo mio que hermano en Cristo...¡cuanto sufrimiento por otorgar a mis méritos o a los suyos, algo que sólo le corresponde a Dios!
Que el Señor nos está concediendo un tiempo de gracia, en el que mis hijos están experimentando el Amor de Dios, a través de sus padres, no cabe duda...en este TIEMPO DE GRACIA, en el presente, es para estar AGRADECIDO SIEMPRE POR NUESTRA POBREZA, por despojarnos de todo lo que es nuestro, y poner nuestras vidas en sus manos. .
" El Señor, no está lejos de los que le invocan ". FELIZ DÍA DE TODOS LOS SANTOS.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Mi llamada


A mi me llamó a primera hora, pero no respondí. Me quedé en la plaza de mi comodidad con un"ahora voy" y seguí con mi vida.
Pero no cesó de llamarme, a veces dejándome a la intemperie, ya lo he contado en otro momento, para encontrarme con El, sin ninguno de mis apegos, para reconocerle, para sentir su Amor, su Bondad. Y al fin le dije aqui me tienes. Ahora conozco su Viña, al menos la parcelita que me ha tocado, y tengo que reconocer, que estos no eran mis planes.
En la familia que formé, donde ahora me toca mostrar la bondad de Dios y su fidelidad a mis hijos, en soledad, mostrando que Dios nos ama como somos y en cualquier circunstancia, está siendo doloroso y a la vez una fuente de gracia. Gracias Señor, por todo lo que me estás regalando; momentos de gracia, ofrecimiento y reparación. En mi trabajo, también quiero mostrar tu bondad a los que pongas en el camino. Está siendo una bendición poder compartir la fe con mayores, con enfermos, con personas que en sus últimos momentos, como San Pablo, ven a Cristo como ganancia y esperan recibir su misericordia y su bondad al final de la jornada, su denario.
Gracias Señor, por llamarme a trabajar a tu viña.